Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas.
Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies X
 
 
28
ago
2013

Consejos para evitar la depresión postvacacional

Publicado por:
Brainstorming

Parece que fue ayer cuando estábamos dándote consejos sobre cómo desconectar realmente en vacaciones del trabajo o de los estudios para evitar así después durante el año el temido estrés laboral o la ansiedad, y hoy tenemos que presentarte esta otra serie de consejos para evitar la depresión postvacacional a la vuelta del trabajo. Y es que todo lo bueno se acaba. Pero ánimo, ¡ya queda menos para las vacaciones del año que viene!

Bendita depresión postvacacional, pensaran algunos, conscientes del lujo que es actualmente disfrutar de un buen trabajo en España. Así y todo, el 65% de los españoles sufre alguno de los síntomas propios de la llamada “depresión postvacacional” según un estudio del Servicio de Promoción de la Salud de Sanitas. Por otro lado, la depresión postvacacional no sólo afecta al trabajador que vuelve a su puesto de trabajo después de disfrutar de un mes de vacaciones sino que puede generalizarse también para estudiantes o incluso amos/amas de casa que vuelven a la rutina después de cambiar durante 30 días los hábitos, el ambiente o las compañías con las que disfrutaron este período.

En realidad muchos especialistas dudan de que técnicamente pueda aplicarse el término “depresión” a este fenómeno más mediático que clínico. Es cierto que nos cuesta volver a adaptarnos a los horarios, exigencias, rutinas y a la actividad laboral pero la depresión es algo mucho más serio y ni los psicólogos ni los psiquiatras tienen en sus consultas pacientes aquejados de depresión postvacacional. Al fin y al cabo, la depresión postvacacional apenas dura entre 4 y 7 días de media aproximadamente, y pasado ese tiempo aquellos que han padecido cierta tristeza, irritabilidad, inhibición, pérdida de apetito ó alteraciones motivacionales, del sueño, la memoria, la atención o la concentración, superan estos síntomas.

Sea como fuere, si durante estas últimas semanas habías conseguido desconectar y olvidarte de las obligaciones diarias, y ahora te cuesta volver a la rutina hemos encontrado esta serie de consejos básicos que pueden facilitar la tarea de la readaptación y la vuelta al trabajo con optimismo:

| Adelanta el fin de las vacaciones y pasa tranquilamente un par de días en casa antes de volver al trabajo;
| Procura acostarte antes y descansar bien los 3/4 días previos a la incorporación;
| Evita en esos 3/4 días previos la siesta si después no vas a poder echarla;
| Trata de reincorporarte poco a poco a tu actividad laboral asumiendo paulatinamente las responsabilidades habituales;
| Piensa en los aspectos positivos de tu trabajo.
| Piensa en las cosas que te hacen sentir bien.
| Piensa en aquellas personas que no tienen trabajo.
| Disfruta del reencuentro con los compañeros de trabajo.
| Valora de forma positiva las comodidades de tu hogar habitual.
| Practica yoga en la oficina ;-)
| Organiza actividades de ocio para tu tiempo libre que te sirvan de distracción y aliciente durante el día.
| Incluye la practica de algún deporte al aire libre en ese tiempo de ocio.
| Cuida especialmente la alimentación estos días porque es fundamental para que te sientas bien.

¿Te hemos convencido? ¡Ánimo!

Imagen: Brainstorming (Flickr – CC) de Kevin Dooley

 
 

 

Deja tu opinión